sábado, 27 de marzo de 2010

Encuentro entre el Príncipe Blas y una bestia asquerosa


"La vi con el rabillo del ojo, la sujeté o me sujetó en un confuso relámpago.
Nos clavamos la mirada en psicológico combate.
Aclarada mi superioridad me fui reptando con la elegancia que distingue a mi casta.
Y no quise morderla por que vaya Dios a saber que ponzoña guarda esa bestia en su interior."
©2010 JULIO IRRAZABAL
.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. uijjjjjjjjjjjjjaaaaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar