jueves, 25 de agosto de 2011

GIRASOLES DE EDVARD MUNCH



















"Vincent, me enseñaste que un culo se puede ver dramático, pero yo te enseñé por qué"

Está es una de las declaraciones de Edvard Munch sacadas a la luz de una singular relación epistolar con Vincent van Gogh.
Al parecer el joven Munch había conocido a su colega 10 años mayor cuando este visitaba los lupanares de Praga. Deslumbrado por el arte más consolidado de Vincent, Edvard solía pedir la misma bebida que el desorejado pintor, incluso buscaba relacionarse con las mismas trabajadoras sexuales tratando de disponer de ellas en cuanto su Vincent terminaba con sus servicios.
No fue hasta varios años más tarde, por un problema de polleras que llegó a las manos y con los dos borrachos como una cuba dando explicaciones con el comicionado de turno , que Edvard decidiera emanciparse de esta influencia.
©2011 JULIO IRRAZABAL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada