miércoles, 16 de enero de 2013

BUKOWSKI EN LA NOCHE CORDOBESA

Encontré el blog de Leandro Moscardó (www.leandromoscardo.com) un bago de Córdoba. 
Por el relato titulado "Un pigmeo hecho de chimi churri" fué que realicé este dibujo con lapicera bic en un tamaño de unos 40 x 40 mm.   Pase por el blog si se anima.


miércoles, 21 de noviembre de 2012

LA ARAÑA DE GAUDÍ

Un punto cercano e inquieto llamó su atención. Al enfocar la vista supo que él también era ovserbado con numerosos ojos de fuerte pero indescifrable expresión: Una pequeña araña sin cualidades singulares, pero lo grande no es dimensional sino perfecto.

¡Que ser tan opuesto, tan diferente!  demencial e inhumano. Dudó de sus certezas al adentrar en el ejercicio de la observación, dudó hasta de su propia anatomía. Eso no admitía juicio de valor. Como describir algo así si un precipicio se abría al contemplar ese depredador de ocho patas. Sintió que no menos bestial era él mismo con su torzo con dos brazos y dos piernas.

Con su cuaderno de bocetos intentó dejar constancia de esa experiencia. Ese día Antoni Gaudí inició lo que terminaría siendo La Sagrada Familia
©20011 JULIO IRRAZABAL
 


viernes, 4 de noviembre de 2011

LEVIATÁN


Siendo el mar tan ancho, quiso Poseidón que se hallaran con la mítica criatura. No había amenaza en su actitud pero si en su presencia.
Sus pezones se agitaban como calamares hambrientos. El capitán abofeteó a un marino que trataba de abrir la escotilla para nadar hacia ellos.
Hombre de muchos años de experiencia, el capitán, marcó rumbo para rodear a la bestia; las curvas de ese trayecto embrutecieron aún más a sus subordinados.
Quedaron frente a frente con su piraña. La tripulación amotinada tomó el control de la nave con intención de embestirla.
©20011 JULIO IRRAZABAL

jueves, 25 de agosto de 2011

GIRASOLES DE EDVARD MUNCH



















"Vincent, me enseñaste que un culo se puede ver dramático, pero yo te enseñé por qué"

Está es una de las declaraciones de Edvard Munch sacadas a la luz de una singular relación epistolar con Vincent van Gogh.
Al parecer el joven Munch había conocido a su colega 10 años mayor cuando este visitaba los lupanares de Praga. Deslumbrado por el arte más consolidado de Vincent, Edvard solía pedir la misma bebida que el desorejado pintor, incluso buscaba relacionarse con las mismas trabajadoras sexuales tratando de disponer de ellas en cuanto su Vincent terminaba con sus servicios.
No fue hasta varios años más tarde, por un problema de polleras que llegó a las manos y con los dos borrachos como una cuba dando explicaciones con el comicionado de turno , que Edvard decidiera emanciparse de esta influencia.
©2011 JULIO IRRAZABAL

COLESTEROL KITSCH

Piropiomamandis el desorden,  relajerandonos,  que más da. Realisticandonos colesterolias consumientinas, mastiquendo y comiando aunque llenartos fuemos.
©2009 JULIO IRRAZABAL

martes, 16 de agosto de 2011

Solano López

Falleció el maestro de la historieta nacional Solano López, no lo conocí pero una vez me encontré con Juan Salvo. Por suerte soy inmune a las nevadas mortales sinó otra que Polski!
Acá fue cuando me encontré a Juan Salvo:

jueves, 9 de junio de 2011

PUBERTADES DE SATÁN


Generalmente en este blog ilustro textos propios, pero hace años que leí por primera vez a Almafuerte y me dejó unos cuantos pasajes grabados por su belleza y poder. Pedro B. Palacios (Almafuerte) es conocido principalmente por su "no te des por vencido ni aún vencido...." . Desde luego, como todos los grosos, tiene muchos más matices en su obra que los que pasaron a tener gran popularidad. Si todavía no ha leído más exhaustivamente a este terrible maestro, métale que no habrá arrepentimiento.
El pasaje que motivó esta ilustración decía:
Tus deseos se retuercen como sierpes iracundas, insaciadas, insaciables ¡pubertades de Satán!

miércoles, 11 de mayo de 2011

EL DENTISTA Y EL DRAGÓN

Charlos había nacido en un pequeño pueblo conservador ubicado a cincuenta kilómetros de una ciudad conservadora. No encajaba, aunque era su más ferviente deseo, entre los pobladores de esta tradicional localidad.

Su verdadero nombre era Asasen Ansasen. Sus padres, fallecidos recientemente, lo llamaban Charlos desde pequeño con idea de facilitarle la vida social puesto que ellos, inmigrantes, venían de un muy lejano distrito y si en aquel lugar no querían a los extranjeros mucho menos si estos eran de raza Sovaj. Por la tez rojiza de su piel y por su tamaño desmedido llamaban la atención. A esto debe sumarse que tenían muy mala fama, acusándolos muchas veces de perezosos, ladrones, violentos y hasta de depravados.

Charlos creció con un perfil muy bajo tratando de no desentonar en un clima de hostilidad, lo vieron humilde y se rieron de él; y esa risa fue como aceite hirviente.

Él no abandonó su lucha por pertenecer, si algo tienen los Sovaj, es que nunca se rinden; aún eligiendo mal su cruzada, nunca claudican.

Sumergido en un libro de autoayuda descubrió que el cuerpo es el templo del alma y además que una buena presencia ayuda a la integración social. Por esto decidió ir al odontólogo, no había recibido atención odontológica en toda su vida.

El Doctor Carmona, único en esa especialidad en el pueblo, no quiso atenderle de buenas a primeras; interponiendo torpes excusas, que hoy tal cosa, que mañana tal otra. La excusa preferida del dentista eran las supuestas obligaciones que le demandaba su cargo de Presidente del Club Municipal de Ciclismo y Paseo. Este club contaba con cuatro miembros, pero ninguno tan entusiasta como su presidente, esa actividad para él consistía en el enclave que rescataba de su juventud.

Pero la férrea convicción de Charlos logró doblegarlo luego de dos meses de asedio constante. No inútilmente los antepasados de Charlos habían sobrevivido a la cacería de la que fueron víctimas durante el Medievo.

Así fue como se hizo limar los dientes consiguiendo un look menos feroz, incluso convenció a Carmona para que le amputase cuatro ojos, ya que tenía seis, y entendía que tener tres pares de ojos ponía nerviosos a sus interlocutores. Carmona se negó menos está vez, sabía que no había caso en contradecirlo y pagaba sus honorarios sin chistar; descontando que nadie lo acusaría de mala praxis si su paciente contraía una infección.

Pero la poderosa genética de Charlos logró sorprenderlos y tanto dientes como ojos crecieron otra vez.

Pasaron los meses y Charlos concurría con asistencia perfecta a su tratamiento de amputación y limado. Carmona lo atendía en horarios inusuales por vergüenza a que los vincularan.

Fueron generando un singular respeto amistoso. Es que la aguda inteligencia de Charlos actuaba como un bálsamo para el intelecto de un avejentado universitario recluido en ese pueblo.

Cuando el tratamiento tocaba en horas de la noche tomaban un coñac al terminar y conversaban.

Por supuesto Carmona se enteró con pelos y señales de los problemas de su paciente, hasta llegó a sentir admiración por su espíritu y entrega. Investigó sobre esa raza controvertida sintiendo inquietud y prudencia por sus hallazgos.

A su vez Charlos se enteró de los problemas de su doctor, una condena doméstica y vulgar.

Sintieron mutua envidia. Gustosamente hubieran permutado sus destinos de haber sido posible. Esa envidia sana los llevaba a ofrecerle los más honestos consejos al otro.

Carmona recomendaba a Charlos que liberara al demonio que llevaba dentro, que tal vez estaba persiguiendo un imposible buscando integración entre los pobladores.

Está bien desear (decía) una vida corriente pero las personas son más miserables de lo que supones, nunca te perdonarán por ser más fuerte, más inteligente, por pertenecer a una raza longeva como un hombre no ha soñado. Por que late en ti el pulso de todos tus ancestros. Tú te pareces más a Dios que ellos y, son tan viles, que Dios los asusta más que el infierno. Tal vez debas optar por una vida más corta y violenta (lo animaba) tal vez debas devorar personas, violar mujeres, apoderarte de las riquezas de los más débiles y mezquinos. Porque así, al menos algunos estarán a tu lado, tanto por interés como por sentirse al fin a salvo del mayor temor que les inspiras que proviene de una virtud digna de un santo. Recuerda que el fuerte, solo es más fuerte.
Esas, palabras más, palabras menos; eran lar recomendaciones que el odontólogo daba a su amigo.

Charlos, en cambio, recomendaba a Carmona que no fuera tan duro consigo mismo, que se sacara la culpa haber abandonado su carrera deportiva en el ciclismo. Que había hecho bien teniendo una mujer y dos niños.
©2011 JULIO IRRAZABAL

lunes, 2 de mayo de 2011

MENTALISTA SEXUALISTA Y ESCAPISTA

Cayetano el mentalista,
a la señora Raquelita Reconquista,
hipnotizaba con la vista.
¡Y sadomaso fetichista!
Ella oscura y él no racista.
Hasta que el marido, un golpista,
en la cosa pidió pista.
Y la contó por escapista.

Ya no se hace el artista.
Más bueno que un marista,
más callado que un autista.

©2009 JULIO IRRAZABAL

martes, 26 de abril de 2011

RATAPLAN

Los astrónomos y los idiotas dicen que es una roca fría e insípida.
Pero el Ratón explora el cosmos con el corazón, no con telescopios de cuarta.
©2009 JULIO IRRAZABAL

jueves, 21 de abril de 2011

LA QUEJA DEL BANDONEON

¿De qué se queja el bandoneon?
De la traición de la bandoneona,
de que el musicante lo presiona demasiado,
de la falta de buen gusto en algunos objetos de la estética moderna,
del prosaismo de este texto y otros detalles.
©2009 JULIO IRRAZABAL

EL TIGRE MALEDUCADO

Fue en la ruta siete, había un tigre haciendo dedo y lo levanté, por no discriminar, yo no me prendo en las cómodas generalizaciones “que los pobres son ladrones”, “que los tigres son maleducados”, “que los santiagueños son vagos”.

Acomodó sus trescientos kilos en mi fiat 147 y no dijo esta boca es mía. “debe ser tímido” pensé y le dije que en la guantera tenía un sánguche de milanesa que sacara la mitad si quería.

Miró el sánguche midiendo la mordida como un billarista y ¡zápate! se tragó de un tarascón tres cuertas partes.

Lo hice vajar inmediatamente por maleducado.

Ojo que hay tigres que son unos señores, no era el caso de este.
©2009 JULIO IRRAZABAL

domingo, 12 de diciembre de 2010